One Art

The art of losing isn’t hard to master; so many things seem filled with the intent to be lost that their loss is no disaster.

Lose something every day. Accept the fluster of lost door keys, the hour badly spent.
The art of losing isn’t hard to master.

Then practice losing farther, losing faster: places, and names, and where it was you meant to travel. None of these will bring disaster.

I lost my mother’s watch. And look! my last, or next-to-last, of three loved houses went.
The art of losing isn’t hard to master.

I lost two cities, lovely ones. And, vaster, some realms I owned, two rivers, a continent.
I miss them, but it wasn’t a disaster.

–Even losing you (the joking voice, a gesture I love) I shan’t have lied. It’s evident the art of losing’s not too hard to master though it may look like (Write it!) like disaster.

Elizabeth Bishop

The Royal Wes

Estoy 101% segura de que descubrí a este magnifico cineasta en un momento justo de mi vida. Los temas tratados en cada una de sus películas son tan apasionantes como complejos; Sin perder humor o faltar a la sensibilidad Wes sabe captar cada rincón del corazón de un personaje enredado en su propio mundo.

La primer película que ví de Wes fue The Grand Budapest Hotel. Gran elección. La estética de Anderson es increible por donde se la mire y no faltan los matices de los personajes exactamente a la medida de las situaciones. Para una iniciación, fantástica. En orden entrada a mi vida le siguieron: The life aquatic with Steve Zissou – Moonrise KingdomThe Darjeeling Limited – Rushmore – Bottle Rocket – Fantastic Mr. Fox 

Y dejé para el final The Royal Tenembaums porque cuando vi el trailer ya sabía que iba a ser una película que me marcaría (Al nivel de Annie Hall). Es cierto que es una película que requiere ingenio de parte del espectador, pero además es conmovedora para cualquier persona que tenga una familia disfuncional (es decir TODAS las personas).

Probablemente el soundtrack tiene un peso importante en el tema; cualquier película con canciones como “needle in the hay ” de Elliot Smith o “These days” de Nico puede sacarle lagrimas a cualquiera. No habría que dejar de lado las tortuosas personalidades de cada uno de los integrantes de la familia (chocolate por la noticia sobre las pelis de WA!) [Wes Anderson, no Woody Allen; aclaro porque en este blog se van a usar esas iniciales SEGUIDO]

Esto no es una review o una critica, es un mini recordatorio (casi un post it!) para cuando quiera recordar como me sentí cuando empecé a verlas, aunque no frene nunca.